Devocional Cielos Abiertos,  Devocionales

IDENTIFICA A TUS ENEMIGOS (I)

DEVOCIONAL DE LOS CIELOS ABIERTOS

Memoriza:Sabemos que todo aquel que ha nacido de Dios, no practica el pecado, pues Aquel que fue engendrado por Dios le guarda, y el maligno no le toca.” 1 Juan 5:18

Lee: Jueces 16:16 – 21

16 Y aconteció que, presionándole ella cada día con sus palabras e importunándole, su alma fue reducida a mortal angustia.

17 Le descubrió, pues, todo su corazón, y le dijo: Nunca a mi cabeza llegó navaja; porque soy nazareo de Dios desde el vientre de mi madre. Si fuere rapado, mi fuerza se apartará de mí, y me debilitaré y seré como todos los hombres.

18 Viendo Dalila que él le había descubierto todo su corazón, envió a llamar a los principales de los filisteos, diciendo: Venid esta vez, porque él me ha descubierto todo su corazón. Y los principales de los filisteos vinieron a ella, trayendo en su mano el dinero.

19 Y ella hizo que él se durmiese sobre sus rodillas, y llamó a un hombre, quien le rapó las siete guedejas de su cabeza; y ella comenzó a afligirlo, pues su fuerza se apartó de él.

20 Y le dijo: !!Sansón, los filisteos sobre ti! Y luego que despertó él de su sueño, se dijo: Esta vez saldré como las otras y me escaparé. Pero él no sabía que Jehová ya se había apartado de él.

21 Mas los filisteos le echaron mano, y le sacaron los ojos, y le llevaron a Gaza; y le ataron con cadenas para que moliese en la cárcel.

BIBLIA EN UN AÑO: Samuel 1 – 3

MENSAJE

Hay un adagio en la lengua de mi madre que dice: “Cuando Dios te ha revelado a tus enemigos, ya no pueden matarte” La creencia es que una vez que identifiques a tus enemigos, serás capaz de relacionarte con ellos con cuidado de tal manera que, no habrá ninguna rendija por la cual puedan hacerte daño.

Hoy, muchas personas caen víctimas de las conspiraciones de sus enemigos porque no pueden identificarlos. David sabía esto y por eso no dejó ninguna piedra sin voltear hasta que no identificó a sus enemigos a lo largo de su vida.

1 Reyes 2:5 – 6 dice;

"Ya sabes tú lo que me ha hecho Joab hijo de Sarvia, lo que hizo a dos generales del ejército de Israel, a Abner hijo de Ner y a Amasa hijo de Jeter, a los cuales él mató, derramando en tiempo de paz la sangre de guerra, y poniendo sangre de guerra en el talabarte que tenía sobre sus lomos, y en los zapatos que tenía en sus pies. Tú, pues, harás conforme a tu sabiduría; no dejarás descender sus canas al Seol en paz."

Sin embargo, a parte de identificar a sus enemigos, David siempre fue rápido en ir a Dios en oración buscando liberación. Es sabio dejar a alguien que no puedes manejar , en manos de Aquel que puede lidiar con todos en tu nombre.

Pueden haber enemigos internos y externos; los primeros son más peligrosos que los últimos. Esto es porque si el enemigo interno no abre la puerta al enemigo externo, no puedes salir herido. Como vemos en nuestra lectura Bíblica de hoy, Sansón nunca identificó a su enemigo interno – la lujuria, lo cual le condujo a sucumbir a su enemigo externo – Dalila.

El pecado es el mayor de los enemigos de la persona y reside en cada uno de aquel que aún no ha nacido de nuevo. El apóstol Pablo describe esto en Romanos 7:18, 23. Él sin embargo, no solo se lamentó por ello, también lidió con ello. El pecado es el enemigo interno; debe de ser identificado y lidiar con el de manera decisiva.

¿Cómo lidiamos con este enemigo tan peligroso? La única forma de lidiar con el pecado es confesarlo, apartarse de ello y pedirle a Jesús que use Su Sangre para limpiarnos de ello, después de haberle aceptado como nuestro Señor y Salvador. Si haces esto, serás perdonado y liberado de todas las consecuencias del pecado.

PUNTO DE ORACIÓN. En oración, identifica a tus enemigos- tanto internos como externos. Pídele a Dios que lidie con ellos en tu nombre.