Devocional Cielos Abiertos,  Devocionales

INTERVENCIÓN DIVINA

DEVOCIONAL CIELOS ABIERTOS

Memoriza:Y yo daré a este pueblo gracia en los ojos de los egipcios, para que cuando salgáis, no vayáis con las manos vacías;” Éxodo 3:21

Lee: Éxodo 3:7 – 8

Dijo luego Jehová: Bien he visto la aflicción de mi pueblo que está en Egipto, y he oído su clamor a causa de sus exactores; pues he conocido sus angustias,

y he descendido para librarlos de mano de los egipcios, y sacarlos de aquella tierra a una tierra buena y ancha, a tierra que fluye leche y miel, a los lugares del cananeo, del heteo, del amorreo, del ferezeo, del heveo y del jebuseo.

BIBLIA EN UN AÑO: Números 30 – 31

MENSAJE

La intervención divina simplemente significa partición de Dios en cualquier asunto. Cuando el Dios Todopoderoso se implica en tus asuntos, serás sabio y poderoso. Nada será imposible para ti y tus desafíos se convertirán en historia. Vemos esto en la lectura Bíblica de hoy; en el momento en el que Dios decidió implicarse en las aflicciones de los hijos de Israel, las cosas empezaron a cambiar. La primera cosa que Dios hizo fue levantarse y liberarlos. En el nombre que está por encima de otdo nombre, Dios te mandará ayuda en este tempo.

Moisés, quien Dios decidió mandar para liberar a los hijos de Israel, no quería hacerlo porque no se sentía digno. No solo el Señor le convenció, también le equipó. Una cosa es encontrar a alguien que te puede ayudar, y otra cosa es que la persona quiera hacerlo. Sin embargo, tu estás cubierto si Dios mismo envía a alguien para que te ayude. Él dice en Éxodo 3:12;

“… Ve, porque yo estaré contigo; y esto te será por señal de que yo te he enviado: cuando hayas sacado de Egipto al pueblo, serviréis a Dios sobre este monte.”

Hace muchos años, estaba viajando a Ilorin, una ciudad de Nigeria, cuando vi a una joven llorando desconsoladamente. Le dije a mi chófer que se parara al lado de ella y le pregunté que le pasaba. Ella dijo que había perdido un dinero, y si no lo encontraba su madre la mataría. La pregunté cuando dinero había perdido y ella dijo “cincuenta céntimos”. Le di ese dinero y ella se fue contenta. Amado, los humanos quizás te ayuden y tu te alegres por ello, pero cuando Dios se implica en tu situación, Él seca tus lágrimas por completo. Dios se implicará en tu situación hoy y las cosas cambiarán para bien en el nombre de Jesús.

Para que Dios se implique en tu situación, sin embargo, debes de tener una relación con Él. La razón por la que Dios se implicó en la situación de los Israelitas es que Él ya había establecido una relación con sus patriarcas – Abrahám, Isaac, e Israel (Éxodo 3:6). Por lo tanto, te animo a que des tu vida a Cristo ahora si aún no lo has hecho y a que continúes en Su voluntad si ya le has entregado tu vida. Solo entonces, Él ciertamente se implicará en tu situación.

LLAMADA A LA ACCIÓN: Clama al Dios Todopoderoso ahora. Pídele que se implique en tu situación hoy.