Estudio Biblico,  Estudios

DIOS ESPIRITU SANTO: PARTE 4

INTRODUCCION: En el estudio anterior hemos aprendido que el diablo habla de dos formas principalmente, a través de un susurro a nuestro espíritu, y a través de seres humanos. También hemos aprendido que Dios habla de diversas formas: con un susurro y a través de seres humanos, por confirmación directa, o a través de cualquier medio en situaciones críticas.

La voz de Dios está confirmada por la Biblia, da miedo a los pecadores y es fuente de gozo para los creyentes, mientras que la voz de Satanás no está de acuerdo con la Biblia. En este estudio, queremos estudiar el poder del Espíritu Santo y como aprovecharlo para nuestro Dios. 

EL ESPIRITU SANTO QUIERE QUE SEAS UN CONDUCTOR DE SU PODER 

Hay dos tipos de poder, constructivo y destructivo; es la tarea de Satanás destrozar continuamente. Dios construye y destruye según la necesidad. El Espíritu Santo da vida, restaura la vida y destruye las obras del diablo dondequiera que se encuentre. A través del Espíritu Santo tú también puedes construir y destruir según sea el caso. Esto es porque Dios quiere que seas un conductor de Su poder, Él quiere que Su poder fluya a través de ti. Hay varios ejemplos tanto en el Antiguo como el Nuevo Testamento de personas que fueron conductoras del poder del Espíritu Santo para realizar milagros de construcción o destrucción. Hombres como Moisés, Aarón, Josué, Elías, Eliseo, Jesucristo, Pedro, Pablo y Esteban. Ahora bien, la electricidad, funciona de forma similar que lo celestial, cuanto más puro es el conductor, mejor fluye el poder.  

Juan 10:10, I Juan 3:8, II Reyes 5:7-8, Génesis.2:7, 1:2, Lucas 13:10-16, Marcos 16:18-9, Éxodo14:15-21, 7:19-20, Josué.6:2-5, Hechos 1:2, 10:36, Hechos 3:6-8, Hechos 19:11,12, Hechos 6:5-8.

AQUEL QUE HA SOMETIDO SU LENGUA HA SOMETIDO TODO SU SER 

Nuestro cuerpo, particularmente nuestras manos, representa el cable a través del cual el poder de Dios fluye. Pero nuestra lengua es realmente el enchufe que hace que el poder fluya o deje de fluir. La vida y la muerte esta en el poder de la lengua y cuando estamos llenos del Espíritu Santo cualquier decreto que hacemos es establecido. Otra vez, hay varios ejemplos de hombres como Elías, Eliseo, Pablo etc. Que declararon cosas bajo la influencia del Espíritu Santo y fueron establecidas. Por eso el Espíritu Santo insiste en controlar tu lengua porque cualquiera que somete todo su ser puede ser un verdadero canal para que el poder del Espíritu Santo fluya. En consecuencia, cuanto más oras en lenguas más obras milagrosas serás capaz de hacer para Dios.  

Prov.15:14, Prov.18:21, Prov.25:15, Prov.12:18, Proverbios 31:25, Marcos 11:23-24, Job 22:28-29, I Reyes 17:1, II Reyes 6:14-17, 6:8-11, II Reyes 6:18, 5:9-10, Hechos 13:8-11, Santiago 3:2-3, Judas v.20.