Escuela Dominical,  Estudios

TARDAR EN CASARSE

LECCIÓN 28

VERSÍCULO A MEMORIZAR: “El que halla esposa halla el bien, Y alcanza la benevolencia de Jehová.” Proverbios 18:22

PASAJE BÍBLICO:  Génesis 29:15-21

“15 Entonces dijo Labán a Jacob: ¿Por ser tú mi hermano, me servirás de balde? Dime cuál será tu salario.

16 Y Labán tenía dos hijas: el nombre de la mayor era Lea, y el nombre de la menor, Raquel.

17 Y los ojos de Lea eran delicados, pero Raquel era de lindo semblante y de hermoso parecer.

18 Y Jacob amó a Raquel, y dijo: Yo te serviré siete años por Raquel tu hija menor.

19 Y Labán respondió: Mejor es que te la dé a ti, y no que la dé a otro hombre; quédate conmigo.

20 Así sirvió Jacob por Raquel siete años; y le parecieron como pocos días, porque la amaba.

21 Entonces dijo Jacob a Labán: Dame mi mujer, porque mi tiempo se ha cumplido, para unirme a ella.”


INTRODUCCIÓN:  El matrimonio es una institución ordenada por Dios desde la creación del ser humano (Génesis 2:18). El orden divino es que el hombre no debe de estar solo y que ninguno debe carecer de su compañera (Isaías 34:16). El retraso en casarse es por lo tanto, una situación en la que alguien que ya está en edad para casarse o preparado para ello, aún se ha casado como resultado de las circunstancias, algunas veces, fuera de su control. Hay que destacar que, sin embargo, cualquiera que elige no casarse por razones genuinas puede no estar en un error (Mateo 19:12, 1 Corintios 7:7-8). El retraso en el matrimonio es un fenómeno global que preocupa a los padres, pastores, relaciones, miembros de la iglesia, consejeros matrimoniales y a la sociedad en general. Por lo tanto, como creyentes, es importante aprender cómo manejar este tipo de situación.

  1. CAUSAS POSIBLES DEL RETRASO EN EL MATRIMONIO

Aquí algunas de las posibles causas del retraso en el matrimonio. Mientras que algunas de las razones pueden estar fuera del control de las víctimas, otras pueden ser solucionadas por aquellos que están experimentando el retraso.

DEFECTOS DE CARÁCTER:  Tales como ira, malicia, vaguedad, suciedad, complejo de inferioridad o superioridad, preocuparse demasiado, ser problemático, el orgullo, etc. Esto puede repeler a compañeros o compañeras potenciales en la vida de alguien que ya está en edad de casarse (Proverbios 21:9, 19; Eclesiastés 10:1; 2 Corintios 10:12; Proverbios 16:18).

MUY ALTAS EXPECTATIVAS: Esperando o insistiendo en casarse con una persona con un alto nivel educativo, un nivel alto de vida, y un trabajo bien remunerado en una empresa con buena reputación, que venga de una familia adinerada y una alta posición en una empresa o en la sociedad, un alto nivel espiritual, alto y bien fornido, físicamente atractivo, etc. Aunque estas cualidades son buenas y deseables, quizás no sea fácil encontrar alguien así (Filipenses 2:3).

ENFOCARSE DEMASIADO EN LA CARRERA PROFESIONAL:  El excesivo enfoque en la carrera o en los negocios sacrificando tu preparación para una relación de matrimonio a veces, nos lleva a tardar en casarnos (Eclesiastés 1:3-4).

TRAUMA EMOCIONAL:   Las experiencias pasadas de relaciones fallidas, abusos sexuales, decepción, violencia doméstica, conducta inapropiada de los padres o cuidadores, etc, normalmente constituyen una desestabilidad emocional para la víctima y puede hacer que ésta tarde en casarse (Isaías 43:18, Salmos 147:3)

SENTIMIENTOS TRIBALES/RACIALES: La mayoría de la gente que practica estas costumbres son apoyados por sus padres que insisten en que la persona solo se puede casar con una tribu o raza en particular (Romanos 10:12, Gálatas 3:28).

RETRASO EN POR CONSEGUIR COSAS EN LA VIDA:  Experimentar retraso en otras áreas de la vida como en conseguir una buena educación, un empleo o estabilidad financiera pueden ser agentes que bloquean el casarse a tiempo (Salmos 90:14).

INFLUENCIA DEMONÍACA O MALDICIÓN GENERACIONAL: Como en el caso de la petición de Daniel, algunos retrasos en el matrimonio son resultado de la influencia demoníaca (Daniel 10:12-13). Otros quizás experimenten retraso por causa de maldiciones generacionales y pactos que no han sido rotos.

  1. QUE HACER MIENTRAS ESPERAS

 Aquellos que están experimentando retrasos en casarse no deben de desesperarse hasta el punto de caer en malas manos. Más bien, deben de pacientemente agarrarse a las promesas de Dios (Hebreos 10:36) y ejercitar la autodisciplina (1 Corintios 6:12). En humildad, deben de definir su relación con el sexo opuesto, evitar el andar por ahí innecesariamente y tener cuidado con personas que tratan de fastidiar tu destino (Proverbios 6:3, Proverbios 12:26).

Algunos quizás necesiten también trabajar en su carácter manifestando los frutos del Espíritu Santo (Gálatas 5:22- 23). Ser positivo al razonar, en nuestras acciones y reacciones puede ser de mucha ayuda, creyendo que con Dios nada es imposible (Jeremías 32:27).

Presta atención a tu salud, y tu apariencia física, a tus maneras y vive de una manera responsable. (Cantares 2:14, 5:15, Salmos 122:5). Ora en contra de las fuerzas de retraso que están trabajando en contra de tu vida y tu familia (1 Corintios 4:10).

CONCLUSIÓN
Dios nos creó para cumplir varios propósitos sin importar. nuestro estado civil. El retraso en el matrimonio no debe de ser visto como una negación del cumplimiento de las promesas de Dios. Espera en Dios y Él ciertamente se ocupará de tu caso.

PREGUNTAS

  • Brevemente discute algunas causas por las que uno puede tardar en casarse.
  • Identifica lo que una persona que está tardando en casarse debe hacer mientras espera.