Devocional Cielos Abiertos para Adolescentes,  Devocionales,  Recursos Bíblicos

NO JUEGUES, ORA

Memoriza: “También les refirió Jesús una parábola sobre la necesidad de orar siempre, y no desmayar,” Lucas 18:1

Lee: Génesis 41:1 – 16

José interpreta el sueño de Faraón

41 Aconteció que pasados dos años tuvo Faraón un sueño. Le parecía que estaba junto al río; y que del río subían siete vacas, hermosas a la vista, y muy gordas, y pacían en el prado. Y que tras ellas subían del río otras siete vacas de feo aspecto y enjutas de carne, y se pararon cerca de las vacas hermosas a la orilla del río; y que las vacas de feo aspecto y enjutas de carne devoraban a las siete vacas hermosas y muy gordas. Y despertó Faraón. Se durmió de nuevo, y soñó la segunda vez: Que siete espigas llenas y hermosas crecían de una sola caña, y que después de ellas salían otras siete espigas menudas y abatidas del viento solano; y las siete espigas menudas devoraban a las siete espigas gruesas y llenas. Y despertó Faraón, y he aquí que era sueño. Sucedió que por la mañana estaba agitado su espíritu, y envió e hizo llamar a todos los magos de Egipto, y a todos sus sabios; y les contó Faraón sus sueños, mas no había quien los pudiese interpretar a Faraón.

Entonces el jefe de los coperos habló a Faraón, diciendo: Me acuerdo hoy de mis faltas. 10 Cuando Faraón se enojó contra sus siervos, nos echó a la prisión de la casa del capitán de la guardia a mí y al jefe de los panaderos. 11 Y él y yo tuvimos un sueño en la misma noche, y cada sueño tenía su propio significado. 12 Estaba allí con nosotros un joven hebreo, siervo del capitán de la guardia; y se lo contamos, y él nos interpretó nuestros sueños, y declaró a cada uno conforme a su sueño. 13 Y aconteció que como él nos los interpretó, así fue: yo fui restablecido en mi puesto, y el otro fue colgado.

14 Entonces Faraón envió y llamó a José. Y lo sacaron apresuradamente de la cárcel, y se afeitó, y mudó sus vestidos, y vino a Faraón. 15 Y dijo Faraón a José: Yo he tenido un sueño, y no hay quien lo interprete; mas he oído decir de ti, que oyes sueños para interpretarlos. 16 Respondió José a Faraón, diciendo: No está en mí; Dios será el que dé respuesta propicia a Faraón.

BIBLIA EN UN AÑO: Mateo 14:22- 36; Génesis 46 – 48

MENSAJE

Muchas veces, Dios revela cosas a Sus hijos cuando están dormidos, pero la carga está sobre ellos para que se despierten y oren sobre esas revelaciones. En nuestra lectura Bíblica de hoy, el Rey Faraón tuvo un sueño que no podía entender. Él lo podía haber ignorado, pero si lo hubiera hecho, el sueño se hubiera hecho realidad igualmente, y su pueblo y las naciones a su alrededor probablemente se hubieran extinguido.

Necesitas entender que, cuando Dios habla a Sus hijos a través de sueños, el diablo también puede manipularlos. Sin embargo, ningún sueño tiene que ser menospreciado, especialmente cuando estás seguro de su procedencia. Muchas vidas y destinos han sido destruidos de esta manera.

Ten en cuenta que todo lo que ves en tu sueño es una profecía que está esperando ser manifestada y tu puedes permitirlo o no. Así pues, cuando te despiertes de un buen sueño ora porque se manifieste, y si es un mal sueño, no te quedes callado, ora fervientemente para cancelarlo.

Si no entiendes el sueño busca un consejero con el temor de Dios o pídele al Espíritu Santo la interpretación. Estoy seguro de que Él te dará entendimiento.

Tienes que tener en cuenta también que la falta de memoria es una herramienta del enemigo en contra de los hijos de Dios. Nunca olvides tus sueños; actúa sobre ellos de inmediato. El consejo del malvado no prevalecerá en tu vida, en el nombre de Jesús.

PUNTO CLAVE: Ora!